Qué debemos cumplir para la nueva ley de Cookies de la UE

920 450 Maria del Mar
  • 0

Esta página web utiliza cookies para brindarte la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúas navegando, aceptas su uso. Estos son mensajes que habitualmente encontramos en cualquier página web. Es el mensaje que todo administrador de una página web debe tener en su web y con el que se cumple con la obligación legal de informar sobre el almacenamiento de las llamadas cookies en los equipos de los usuarios cuando consultan cualquier página de Internet. En este post te daremos las claves sobre la nueva ley de cookies aprobada por la UE. 

Qué son las cookies y cuál es su función

Las cookies son archivos de texto que se instalan en el navegador web de tu ordenador, móvil o tablet cuando el usuario visita una página web. Estos archivos almacenan datos sobre la visita como, por ejemplo, los de acceso o autentificación y los ajustes de idioma, que hacen que las próximas visitas sean más cómodas, al no tener que proporcionar esta información cada vez. 

El almacenamiento de datos mediante cookies se produce de forma anónima. Solo se almacenan datos personales cuando la página requiere autenticación, y conviene saber que solamente puede leer estos datos el navegador que ha creado la cookie.

La ley de cookies europea actual

Los orígenes de la ley de la UE sobre cookies se remontan a 2002, cuando entró en vigor la Directiva ePrivacy, mediante la que se quería garantizar la protección de los datos personales de los usuarios, para asegurar el cumplimiento del artículo 8 de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE. La ley de cookies nacía con el objetivo de garantizar la privacidad de los usuarios ante prácticas de seguimiento online, elaboración de perfiles y convertirse en el objetivo de campañas de publicidad online no deseadas.

El contenido actual de la nueva ley de cookies 2020 y 2021 se centra sobre todo en el uso de cookies, concretamente su uso debe responder a los principios de transparencia y obligatoriedad del consentimiento. Por tanto, es necesario que antes de instalar ninguna cookie en el equipo del usuario, este debe haber sido informado de los tipos de cookies que se utilizarán, qué fines tienen y quiénes están detrás de ellas. Es decir, el usuario debe conocer con carácter previo a su consentimiento y de forma clara y precisa, qué cookies se van a usar y cómo se tratarán sus datos a través de ellas.

Además, el consentimiento debe darse de forma expresa, para lo que es necesario que el usuario lleve a cabo una acción para otorgar dicho consentimiento, como puede ser pulsar el botón de «Aceptar» o marcar el check box correspondiente.

Aplicación de la ley de cookies en España

En España, la ley de cookies se encuentra contenida en el Real Decreto-ley 13/2012 de 30 de marzo de 2012, publicado en el BOE el 31 de marzo de 2012, está en vigor desde el 1 de abril del mismo año y es de obligado cumplimiento bajo pena de sanción. 

Tras la publicación del Decreto-Ley, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) publicó la Guía sobre el uso de cookies en colaboración con representantes de la industria. En noviembre de 2019, publicó una segunda guía, actualizando los contenidos para adaptarse a la nueva normativa recogida en el RGPD. Y finalmente, esa segunda guía se volvió a actualizar en 2020 para adaptar las últimas directrices del Comité Europeo de Protección de Datos y la puedes consultar aquí como Guía sobre el uso de las cookies.

Qué novedades respecto a la ley de cookies habrá que aplicar a partir de ahora

Las novedades para las empresas a partir de ahora serán que deberán identificar el tipo de cookies que se están utilizando y el análisis de si son propias o de terceros, qué tipo de duración tienen y confirmar que no se encuentran en el ámbito de aplicación de las cookies sin consentimiento. Además, el usuario deberá ser informado sobre qué tipo de cookies van a utilizarse en la web, su finalidad y duración.

Recomendaciones generales para cumplir con la nueva ley de cookies

En España, la Agencia Española de Protección de Datos es el órgano encargado de regular su aplicación. Su guía sobre el uso de cookies contiene algunas orientaciones prácticas sobre cómo cumplir con esta ley. Sin embargo, hay una serie de recomendaciones generales que cualquier empresa debería seguir para así cumplir con la nueva ley de cookies.

En primer lugar, debe presentarse al usuario el propósito de las cookies antes de que éste tenga la oportunidad de consentir o no su uso. Además, el usuario debe poder averiguar la identidad de todos los responsables de los datos antes de poder dar o rechazar su consentimiento. Por tanto, el usuario debe ser plenamente consciente del alcance efectivo de su consentimiento.

Al mismo tiempo, se debe dar al usuario la oportunidad de ceder su consentimiento de manera independiente y específica para cada propósito en particular. La mera aceptación general de las condiciones generales de uso o venta no es suficiente para obtener un consentimiento específico.

Además, los controladores de datos deben poder demostrar que el usuario ha dado su consentimiento. Deben aplicar mecanismos que les permitan demostrar que han obtenido válidamente el consentimiento de los usuarios interesados.

Podrán existir determinados supuestos en los que la no aceptación impida la utilización total o parcial del servicio, siempre que se informe adecuadamente al respecto al usuario. Sin embargo, no podrá denegarse el acceso al servicio en aquellos supuestos en que la denegación impida el ejercicio de un derecho legalmente reconocido al usuario.

La validez del consentimiento prestado por un usuario será recordado sin que haya necesidad de solicitarlo cada vez que visite la página. Se considera buena práctica que el consentimiento para el uso de una determinada cookie no tenga una duración superior a 24 meses. Los usuarios que hayan dado su consentimiento para el uso de cookies deben poder retirarlo en cualquier momento. Además, debe ser tan simple retirar como dar el consentimiento.

Cómo afectará a las empresas la nueva normativa sobre de cookies

En la actualidad, los profesionales del marketing utilizan la publicidad basada en cookies para llegar a sus clientes. Con la nueva normativa, las empresas tendrán la obligación, con pocas excepciones, de recabar el consentimiento de los usuarios antes de cualquier operación de escritura o lectura de cookies.

Para las marcas, esto podría significar una reducción drástica de la cantidad de datos que almacenan sobre sus usuarios digitales.  Sin embargo, los órganos de regulación europeos sabían que la aplicación de la legislación europea podía tener repercusiones económicas en determinadas empresas. Por ello, han planteado una aplicación progresiva y la posibilidad de que algunas empresas pueden estar total o parcialmente exentas.

En Metacom velamos por la seguridad de los usuarios que visitan nuestra web y garantizamos su privacidad siguiendo la nueva normativa europea. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si tienes cualquier consulta o quieres ampliar información.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button